Las reformas de cocinas en l Eixample (Barcelona) van mucho más allá de escoger los mejores muebles y la encimera más resistente. Un aspecto de este tipo de obras que en ocasiones queda en segundo plano es escoger el tipo de suelo. Y es algo determinante, por lo que en este post vamos a darte unos consejos para que la elección del pavimento sea la más correcta.

En primer lugar, conviene que tengas en cuenta las características más aconsejables para un suelo de cocina. Este tiene que ser resistente, impermeable y antideslizante. Es una estancia que, además de fregarse con más asiduidad que una habitación, también queda impregnada de vapores y humos que pueden hacerla resbaladiza. Además, se genera en ella mucha suciedad por el tratamiento de la comida. Por ello debes descartar opciones muy bonitas pero poco prácticas como la madera.

Entre los materiales más usados para reformas de cocinas en l Eixample (Barcelona), destacan la cerámica y el porcelánico. La cerámica es tradicionalmente el más utilizado, si bien el porcelánico gana terreno en los últimos años al ofrecerte idénticas prestaciones pero muchas más opciones de personalización en el acabado: imitando a madera, a piedra... Su principal inconveniente son las juntas, pues este espacio entre piezas suele acumular suciedad y requerirá una limpieza frecuente.

No tienen este problema los suelos de microcemento. Este material puede aplicarse directamente sobre el pavimento existente y su composición uniforme evita la existencia de esas juntas de cerámicos y porcelánicos. Requerirá un tratamiento de acabado para hacerlo impermeable y antideslizante, y es muy resistente. También admite acabados muy variados.

En Cuines I Banys Egara disponemos un amplio abanico de opciones para que entre nuestros consejos y tus gustos personales podamos encontrar la solución perfecta tanto para el suelo de tu cocina como para su reforma integral.